¿Qué beneficios tiene la cáscara de huevo?

cáscara de huevo

¿Qué beneficios tiene la cáscara de huevo?

Consumimos huevos cada día y lo habitual es tirar la cáscara a la basura. Sin embargo, este elemento del huevo tiene múltiples propiedades que son desconocidas. Como granja de gallinas ecológicas de referencia, conocemos los principales beneficios que tiene para la salud la cáscara de huevo.

Buena para los huesos

El alto contenido en calcio es el punto fuerte de las cáscaras de huevo. En concreto, tienen un 95% de carbonato cálcico. De un solo huevo, es posible sacar 2 gramos de calcio, aproximadamente, lo que hace que sea un gran remedio para la osteoporosis.

Las cáscaras de huevo también son una fuente rica en proteínas y minerales. Magnesio, selenio, estroncio, zinc, fósforo, hierro, cromo y otros compuestos, que contiene la cáscara de huevo en menor medida, sirven para poder mejorar los huesos y articulaciones.

Además de utilizarse como prevención de la osteoporosis, la cáscara de huevo también tiene otros beneficios para el organismo, ya que estimula la médula ósea, ayuda a nivelar la presión arterial y a regular los niveles altos de colesterol, fortalece los huesos después de alguna lesión como esguince o fractura, fortalecen la oxigenación en sangre, y también el sistema endocrino.

Se trata de un elemento que se puede utilizar con el objetivo de aliviar la gastritis, la acidez y las úlceras en el estómago, así como para fortalecer las uñas para que sean más resistentes y saludables, y para mejorar la apariencia de la piel.

Hay que tener cuidado a la hora de utilizar la cáscara de huevo, ya que la preparación en casa puede ser más complicada de lo que parece. Es muy difícil triturarla, ya que debe quedar un polvo blanco muy fino para no dañar el estómago.

En Granjas Redondo, creemos que es importante quedarse con que se trata de una parte del huevo que, junto con la clara y la yema, hace que sea un alimento muy completo y con múltiples propiedades nutricionales que son beneficiosas para la salud. Siempre tiramos las cáscaras de los huevos sin apenas mirarlas una vez que los rompemos para cocinar, y ahora seguro que empezaremos a mirarlas desde otro punto de vista.

No Comments

Post A Comment