Granjas Redondo | Historia de la avicultura
16316
single,single-post,postid-16316,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Historia de la avicultura

comprar huevos al por mayor

Historia de la avicultura

Se ha hablado mucho sobre los orígenes de las gallinas convencionales, hay muchas teorías sobre la especie de la que descienden. Algunos zoólogos consideran que cada raza de este animal desciende de una especie de gallina salvaje diferente. Todas ellas presentes en diferentes zonas del planeta. Sea como sea, lo cierto es que esta ave está presente en todos los continentes y como empresa donde puedes comprar huevos al por mayor queremos destacar su importancia al proporcionarnos uno de los alimentos más saludables y completos del mercado.

La avicultura se desarrolló hace aproximadamente 8.000 años, cuando en Asia, China y La India comenzaron a domesticar a sus gallinas salvajes. Algunas tribus nómadas llevaban a estos animales con ellos llegando al continente europeo, concretamente a Grecia. Años después, fueron los celtas los que se establecían en las zonas que conquistaban extendiendo la presencia de las gallinas por el mundo.

En un primer momento, la avicultura se instauró en las zonas rurales, donde se habilitaba una zona donde las gallinas campaban a sus anchas y comían lo que encontraban a su paso. Sólo era necesario un refugio para la noche, cálido en los meses de invierno, y comida complementaria para cubrir sus carencias. Sin embargo, la avicultura industrial en España no tendría lugar hasta el S. XX. Uno de los factores de desarrollo de esta nueva actividad productiva, fue la creación en 1896 de la Real Escuela de Avicultura de Arenys de Mar.

La celebración en 1902 de la Exposición Internacional de Avicultura de Madrid también fue un hecho determinante. Sobre todo, porque se aprovechó este espacio para presentar las diferentes gallinas ponedoras de todo el mundo. Poco a poco, se fue perfeccionando la técnica, mejorando la producción diaria de huevos. En 1960 se apuesta por seleccionar para la producción las razas de gallinas autóctonas, lo que permitió alcanzar cifras de entre 180 y 200 huevos al año por gallina ponedora.

En los últimos tiempos, se trabajó para atajar las patologías de estas aves y se mejoró su alimentación, cuestiones que también contribuyeron al incremento de la producción. En la década de los 90 la producción avícola española ocupaba el cuarto lugar dentro del territorio comunitario, desajustando la oferta y la demanda.

Actualmente, el consumidor premia la calidad de los huevos en una sociedad cada vez más informada. En Granjas Redondo sabemos que el cuidado de las gallinas y su bienestar son dos razones de peso para mejorar la calidad de nuestros productos e intensificar su sabor.

No hay comentarios

Escribe un comentario

® 2017 Avícola Redondo - Aviso legal

Posicionamiento SEO