¿Por qué el color de las yemas puede variar?

venta de huevos

¿Por qué el color de las yemas puede variar?

Seguro que te has dado cuenta, una yema puede ser amarilla tirando a blanquecina o ser del naranja más intenso. El caso es que no hay dos huevos iguales, de unos a otros podemos encontrar diferencias notables. En nuestro punto de venta de huevos sabemos que, son muchas las ocasiones en las que podemos encontrar pequeñas manchas marrones o rojas en este alimento. Son muchos los clientes que, a menudo, nos consultan sus inquietudes y esta es una de las más frecuentes.

Las pequeñas manchas son células epiteliales y suelen encontrarse en el conducto donde se forma el huevo, el oviducto. Estas células se encuentran en el tejido de esta parte del cuerpo de las gallinas y se transmiten al huevo, por eso no todos los huevos cuentan con esta peculiaridad. No suponen ningún tipo de riesgo para la salud y son perfectamente aptos para el consumo humano.

En cuanto al color de la yema va a depender directamente de la alimentación de la gallina. Si el animal consumo gran cantidad de maíz y alfalfa, la tonalidad de la yema variará de los amarillos más intensos hasta el naranja. Aunque, también, es cierto que algunas granjas avícolas recurren al colorante para ofrecer huevos con yemas de colores más vivos e intensos.

Para conocer más información sobre los huevos que consumimos podemos fijarnos en el código que aparece impreso en la cáscara de estos alimentos. El primer dígito nos aporta información sobre cómo ha sido criada la gallina, si es campera o ecológica, mejor que mejor. Las dos letras que aparecen a continuación corresponden al país en el que se han puesto los huevos. Las siguientes letras se centran en el municipio donde se ubica la granja.

El misterio del color de la cáscara de los huevos es mucho más sencillo. Es cierto que tampoco son iguales, pero el razonamiento es básico: las gallinas pardas ponen huevos morenos y las claras huevos más blancos. Además, las gallinas blancas pertenecen a una raza que puede tener menor envergadura, por lo que, a grandes rasgos, los huevos blancos suelen ser más pequeños.

Desde Granjas Redondo queremos contarte que encontrarás más huevos morenos en el mercado, ya que hay más gallinas de este tipo que de las blancas

No Comments

Post A Comment