Cuando los huevos fueron considerados uno de los alimentos responsables del aumento del colesterol entra la población, su ingesta fue desterrada de las dietas saludables. Sin embargo, numerosos estudios posteriores han demostrado que esta afirmación no se sostiene, más bien al contrario. Actualmente, sabemos que la contribución de este superalimento al colesterol es un mito, como también conocemos los innumerables beneficios de consumo huevos ecológicos.

Hemos hablado mucho sobre los nutrientes de los huevos, incluso podemos clasificar a este ingrediente (básico en cualquier cocina) como un superalimento. Pero, quizá, sus beneficios vayan mucho más allá de lo que pensamos. En nuestra empresa de huevos camperos queremos hacernos eco de un boletín emitido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España en que se establece una relación entre los nutrientes del huevo y la función cerebral. Es decir, el consumo de este alimento puede mejorar nuestro rendimiento intelectual.

Irremediablemente, con el paso del tiempo envejecemos. Nuestro organismo experimenta cambios físicos, psíquicos y sociales que se agudizan todavía más en la tercera edad. Por todo ello, nuestros mayores son vulnerables en el ámbito sanitario y es necesario cuidar al máximo los aspectos nutricionales en esta etapa. Los nutrientes esenciales deberán ingerirse en mayor cantidad que anteriormente y, en este sentido, el huevo es un alimento muy interesante. Sus nutrientes son de gran valor. Además, comprar huevos camperos es la mejor alternativa para incrementar las cantidades de EPA y DHA, nutrientes básicos en edades avanzadas.

La preocupación por preservar el medioambiente no deja de incrementarse. En este escenario, son muchos los investigadores científicos que continúan investigando para descubrir nuevas fuentes de energía limpia. ¿Te imaginas obtener dicha energía mediante tus huevos camperos? Pues parece que es posible, al menos a esta conclusión ha llegado un equipo de la Universidad de Osaka en Japón. Su trabajo se basa, principalmente, de una nueva fórmula para emplear las claras del huevo como combustible libre de dióxido de carbono. Precisamente, esta última sustancia es la que genera los gases de efecto invernadero.

Si te paras a pensarlo, es posible que existan muchas más formas de preparar los huevos de las que imaginabas. Fritos, cocidos, revueltos, en tortilla, escalfados… Desde luego, solo debemos reparar en esta cuestión para darnos cuenta del gran potencial de este superalimento. Los huevos camperos a precio asequible son un ingrediente básico, que nunca puede faltar en nuestra cocina. De hecho, se emplean para la elaboración de los platos más tradicionales y resultan clave en la repostería.

Más allá del debate sobre qué fue primero, si el huevo o la gallina, podemos decir que cada uno de estos animales pone un huevo al día. Las condiciones ambientales pueden llegar a influir en el proceso de ovulación de la gallina. Si la luz es la adecuada, este proceso suele tener lugar por la mañana, a horas muy tempranas. Desde nuestro punto de venta de huevos te contamos que es precisamente aquí cuando la yema desciende por el oviducto y, a lo largo de este proceso, se rodea de la clara, la membrana y la cáscara caliza.

Cada vez tenemos más claro que la calidad de los huevos ecológicos es superior, las razones son muchas y las hemos desgranado en varias entradas de este espacio. Una de las más importantes es el estado de bienestar que presentan las gallinas que los ponen, con más espacio y una alimentación más saludable. Para entenderlo mejor, desde nuestra granja de huevos camperos a precio asequible queremos detallar algunas de las situaciones que estresan a las gallinas de producción industrial y que, inevitablemente, afecta a la calidad de sus huevos.

El huevo es uno de los alimentos estrella de nuestra dieta. De hecho forma parte de los ingredientes de muchos elaborados y platos que consumimos habitualmente, muchas veces incluso sin ser conscientes de que estamos ingiriendo huevo. Las gallinas ponedoras están sometidas habitualmente a situaciones de estrés, ya que su mayor cometido en la vida es la producción masiva de huevos. Una condición que afecta notablemente a la calidad del producto. Este problema no está presente en las granjas de gallinas camperas o ecológicas. Estas últimas tienen una calidad de vida muy superior y nunca se ven envueltas en las siguientes situaciones.

Ruido

Las gallinas ponedoras que se encuentran recluidas en grandes fábricas tienen que soportar condiciones muy ruidosas. Mientras que las de producción ecológica disponen de gran cantidad de espacio al aire libre. La diferencia en este caso es notable.

Clima

Es una cuestión de peso que puede pasar factura a la producción de huevos. Las condiciones adversas, ya sean de frío o calor, pueden minar la salud de las gallinas ponedoras. Mantener una temperatura adecuada en los habitáculos de las gallinas resulta esencial para no poner en riesgo su salud.

Sobrexplotación

La producción masiva también puede ser un problema, las gallinas que viven en una zona natural rodeada de otras ponedoras viven mejor y se sienten mejor. Los espacios reducidos no benefician a la puesta de huevos. Hablamos de una situación que puede provocar cuadros de estrés en estos animales.

Comida

Hablamos de otro factor de peso que también puede influir en la calidad de los huevos que producen. Las gallinas ecológicas ingieren un pienso de calidad, sin presencia de sustancias nocivas ni antibióticos. Comer alimentos nocivos en grandes cantidades también podría estresar su organismo.

En Granjas Redondo sabemos que el secreto de los huevos de calidad se esconde tras la paz y la tranquilidad de las zonas al aire libre y las parcelas naturales. Condiciones que reducen los cuadros de estrés y mejoran la calidad de los huevos.

Ya hemos hablado en multitud de ocasiones sobre las bondades nutricionales de los huevos, abordando todas las cosas buenas que este alimento puede hacer por nuestra salud. Pero, lo que quizá no sepas es que también cuenta con beneficios que saltan a simple vista. Desde nuestra empresa de huevos camperos a precio asequible queremos destacar que este ingrediente, básico en nuestra dieta, puede mejorar notablemente el estado de nuestro pelo.

La alimentación debe adaptarse a nuestro ciclo de vida. No tiene las mismas necesidades nutricionales un niño de 5 años que un hombre de 70. Es una cuestión muy importante, tenemos que entender que cada edad tiene unas características fisiológicas determinadas. Este es el argumento que nos ayuda a entender que las carencias nutricionales no serán las mismas. Un factor a tener en cuenta en cuanto al consumo de diferentes alimentos. En nuestro punto de venta de huevos ecológicos, sabemos bien que la ingesta de este ingrediente variará en función de la etapa vital de cada persona.

Navegación de entradas