Blog Salud

¿Es bueno comer huevos durante el embarazo?

Durante mucho tiempo, hemos tenido que escuchar que comer huevos durante el embarazo podría resultar perjudicial para la madre y el futuro bebé. Nos gustaría aprovechar este artículo de nuestro blog para desmentir por completo esta afirmación y tratar de borrarla de imaginario popular. ¡Comenzamos!

Gracias a nuestra amplia y dilatada trayectoria en este campo, podemos contarte que el consumo de huevos durante la gestación está totalmente recomendado. De hecho, podemos decir que se trata de uno de los alimentos más saludables en lo que se refiere a temas de fertilidad, sobre todo cuando estamos hablando de huevos ecológicos, por sus muchas propiedades y ser fuente de proteínas.

En lo que se refiere exclusivamente al embarazo, el consumo de huevos implica una cantidad extra de nutrientes necesarios para el feto, pero también para el organismo y la salud de la madre durante esta crucial etapa. El contenido en grasa, lo que más se teme, es totalmente equilibrado y ayuda de manera decisiva en la producción de estrógenos y de progesterona, hormonas vitales para la concepción. Del mismo modo, también aporta dosis sobresalientes de vitamina B.

Comer huevos durante el embarazo es bueno y proporciona también altos niveles de selenio y azufre al cuerpo de las futuras madres. Estos dos componentes cumplen una función básica al permitir la eliminación de metales tóxicos del organismo, como pueden ser el mercurio o el plomo. No podemos olvidar tampoco que este alimento cuenta con una alta cantidad de ácido fólico (fundamental para las gestantes), previene la espina bífida y otras posibles malformaciones que pudiera padecer el feto.

Más sobre el tema de las grasas, que tanto preocupa (o preocupaba) a las futuras madres. Las grasas del huevo son del tipo adecuado para que sea posible producir hormonas de fertilidad. Al ingerirlos, la madre estará asegurándose la cantidad necesaria de vitaminas como las que obtendría de la carne o el pescado, pero además también de aminoácidos esenciales para una perfecta síntesis de los tejidos en formación.

En último lugar, a la hora de comer huevos durante el embarazo, no podemos olvidarnos que ofrecen también altas dosis de hierro para la fabricación de glóbulos rojos, así como vitaminas del grupo A y D, que influyen en el crecimiento y la fabricación del tejido óseo del futuro bebé.