Granja

Situaciones de estrés para las gallinas

Hay un punto que tenemos que tener claro: la calidad de los huevos ecológicos y camperos está fuera de toda duda. Tienen un mayor tamaño y un sabor mucho más genuino, aparte de mejores propiedades nutricionales imperceptibles a simple vista. El hecho de evitar situaciones de estrés para las gallinas es fundamental para obtener un producto final de calidad superior. Es incontestable.

Si los huevos son alimentos fundamentales en una dieta equilibrada y saludable, ¿por qué no deberíamos preocuparnos por la calidad de los mismos? Para que el resultado final sea el deseable, hay que asegurarse que las gallinas no estén sometidas a situaciones de estrés, disfrutando de un mejor nivel de calidad de vida.

No es ningún secreto que las “gallinas industriales” son criadas y viven exclusivamente por y para poner huevos de forma masiva. Una situación que, a la larga, afecta a su día a día y, como podrás imaginar, al producto final, empeorándolo.

Pero, ¿qué situaciones de estrés para las gallinas nos ahorramos al apostar por unos huevos camperos o ecológicos? Os traemos las principales:

– Ruido: Uno de los motivos que nos lleva a afirmar que las gallinas ecológicas y camperas disfrutan de un mayor nivel de vida es simplemente por los lugares donde viven. En libertad o semilibertad, alejadas del ruido de las fábricas y que les producen altos niveles de estrés.

– Clima: ¿Sabías que un exceso de calor o de frío puede ser el causante que una bajada de la producción de una gallina ponedora? Disfrutar de un clima adecuado para ellas es fundamental para la producción de huevos de calidad superior.

– Sobreexplotación: Otro punto que puede suponer una fuente de estrés para las gallinas es vivir en condiciones de sobreexplotación. Las camperas o ecológicas viven en un entorno natural, rodeadas de otras gallinas. Esto consigue que sus huevos sean considerados como mejores por sus condiciones.

– Naturaleza: Si para los humanos la naturaleza es sinónimo de tranquilidad, para las gallinas no iban a ser diferente. Al disfrutar libremente del entorno, se encuentran con mejores condiciones para producir huevos.

– Comida: El último de los factores que evita la aparición de estrés en las gallinas es su alimentación. Los piensos de calidad, evitando comidas abundantes y de dudosa calidad influyen decisivamente en una sobresaliente calidad de vida para los animales.