Blog Salud

Beneficios de la clara de huevo

Los huevos ecológicos son, sin lugar a dudas, una fuente impresionante de proteínas que repercuten de manera beneficiosa en nuestra salud. Pero, ¿sabrías decir cuáles son los principales beneficios de la clara de huevo? Vamos a aprovechar estas nuevas líneas de nuestro blog para explicártelos de una manera detalla. ¿Estáis preparados? ¡Pues comenzamos!

Hace poco, en este mismo espacio, os explicamos algunos interesantes trucos para saber si un huevo es fresco, para determinar si está en su mejor momento y, por tanto, también en el más ventajoso para nosotros desde el punto de vista alimenticio. Aprovechar todas esas proteínas, vitaminas y minerales para que nuestro organismo funcione de la manera más adecuada.

Que el huevo es uno de los productos estrella de la cocina es indudable. Es tremendamente agradecido a la hora de cocinar, se puede elaborar de múltiples maneras y, además, apenas cuenta con 20 calorías. Lo que no sabe la gente es que la mayor parte de todos esos beneficios se localizan en la clara.

Principales beneficios de la clara de huevo

Entre los beneficios de la clara de huevo más importantes que tenemos que conocer destaca por encima del resto su alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. De hecho, podemos afirmar que estamos ante una de las maneras más directas y sencillas de comer proteína pura. Y esto es, en gran parte, por su clara.

Se trata de un elemento esencial en la alimentación de los más pequeños. No en vano, interviene de manera decisiva para el desarrollo de sus huesos. Además, otro de los beneficios de la clara de huevo es que permite reponer de manera rápida las fuerzas tras ejercicio físico. Es por ello que actualmente existen productos exclusivos que venden claras de huevo y cuyo objetivo final es ayudar a los deportistas.

Otra de las ventajas de la clara tiene que ver con sus altos contenidos en vitamina E y vitamina B, esenciales para el fortalecimiento de nuestro pelo, piel y uñas. Además, no podemos pasar por alto que las enzimas de la cara permiten crear una especie de escudo para proteger el organismo contra patógenos externos.