Blog Ecológicos

Los requisitos de un huevo ecológico: ¿Qué deben cumplir?

¿Alguna vez te has parado a pensar en todos los requisitos de un huevo ecológico para poder llegar a disfrutar de esa denominación tan concreta? Son unas condiciones muy concretas sin las cuales un huevo no puede alcanzar dicha consideración. Si te interesa conocerlas, no te pierdas este nuevo post de nuestro blog. ¡Esperamos que os sea de gran utilidad!

Somos grandes especialistas en este campo. Nos apasiona la crianza de gallinas en granjas hasta obtener los más reconocidos huevos ecológicos y huevos gourmet. Hemos desarrollado infraestructuras que se han convertido en la mayor garantía de calidad de todos nuestros productos.

En un artículo anterior en este mismo espacio, ya os ofrecemos las principales cifras del consumo de huevos ecológicos en Europa. Seguramente, te sorprenderás al comprobar que estamos hablando de un mercado pequeño, pero en gran crecimiento en los últimos tiempos. Cada vez más y más hogares apuestan por ellos por su enorme calidad y sabor.

Principales requisitos de un huevo ecológico

Pero, ¿cuáles son los requisitos de un huevo ecológico para poder encontrarlos así etiquetados en nuestro supermercado más cercano? Son condiciones precisas que hay que cumplir para ser considerados como tal. A continuación, te explicamos las principales, entre las que se encuentra su forma de vivir o su alimentación.

En las granjas ecológicas, las gallinas han de vivir necesariamente al aire libre por completo. Además, su alimentación también ha de estar controlada en todo momento y siempre a base de productos completamente orgánicos. Esto quiere decir que no se pueden usar componentes manufacturados o químicos.

Pero no termina ahí el asunto. ¿Sabías que las gallinas que ofrecen huevos ecológicos deben tener un mínimo de ocho horas para descansar? Incluso para el descanso existen ciertas condiciones, como que la oscuridad no sea interrumpida, que tengan acceso al exterior y un mínimo de espacio para poder moverse con total libertad.

Gracias al cumplimiento de todas estas normas se obtienen resultados destacables en aspectos como tamaño y sabor. Los requisitos de un huevo ecológico están pensados para obtener un producto de calidad y siempre superiores a los huevos normales. Su sabor es más rico, más intenso y más natural. De paso, también se potencian todos sus nutrientes y se multiplican los efectos de sus vitaminas y proteínas.