La versatilidad y poder nutricional del huevo lo han convertido en un elemento básico de la dieta de multitud de sociedades. Por eso hoy nos apetece repasar algunas recetas representativas de distintas culturas alrededor del mundo y que giran en torno a él. Con tu maña en la cocina y unos buenos huevos camperos seguro que puedes animarte a hacer alguno de estos platos con un resultado espectacular.

Shakshouka

Esta delicia de la cocina árabe consiste en una sartén o cazuela de huevos escalfados acompañados de tomate, cebolla, chiles y una variedad de especias que pueden incluir pimentón, comino y cayena. A partir de ahí, se abre el abanico al gusto propio de cada zona y existen variedades con cordero o queso feta.

Chawanmushi

Si no conocías esta receta japonesa, es probable que te sorprenda: la base es una natilla de huevo, pero a diferencia de lo que consideramos habitual, se trata de un plato salado que se consume como aperitivo. Así, la base está aderezada con salsa de soja, mirin –un vino de arroz más dulce que el sake– y dashi, un caldo de pescado. Se le pueden añadir todo tipo de ingredientes sólidos, tanto mariscos como pollo o setas shiitake, así como comerlo con fideos udon.

Kuku

Esta especialidad iraní tiene el aspecto de una tortilla verde: el huevo va mezclado con una cantidad copiosa de hierbas aromáticas y todo ello es cocinado a fuego lento. El resultado es sorprendente tanto en lo visual como en lo gustativo.

Huevos rancheros

¿Quién no disfruta con la cocina mexicana? Unos huevos fritos con frijoles y salsa sobre las omnipresentes tortillas de maíz ofrecen un resultado espectacular al que puedes añadir algún ingrediente extra de tu agrado. Aunque en los restaurantes temáticos de nuestra geografía podemos pedir este plato como parte de la carta regular, en realidad originalmente es una elaboración de desayuno.

Tokneneng

Si vas de viaje a Filipinas, es posible que te encuentres con un puesto callejero vendiéndolo, puesto que es uno de los snacks más populares del país. Se trata de huevos cocidos y a continuación rebozados en una especie de tempura anaranjada, que le debe su color al achiote. Suelen servirse con una salsa de vinagre especiado para mojar.

¿Tienes otras recetas internacionales a base de huevo que estén entre tus favoritas? Desde Granjas Redondo te animamos a contárnoslas y a seguir disfrutando de las mil y una posibilidades de este alimento.

Seguro que te has dado cuenta, una yema puede ser amarilla tirando a blanquecina o ser del naranja más intenso. El caso es que no hay dos huevos iguales, de unos a otros podemos encontrar diferencias notables. En nuestro punto de venta de huevos sabemos que, son muchas las ocasiones en las que podemos encontrar pequeñas manchas marrones o rojas en este alimento. Son muchos los clientes que, a menudo, nos consultan sus inquietudes y esta es una de las más frecuentes.

Como todos los animales, las gallinas emiten sonidos para comunicarse. En este caso, los sonidos que emiten los conocemos como cacareos. Estudios científicos han conseguido distinguir hasta 33 cacareos diferentes y cada uno de ellos quiere lanzar un mensaje distinto. Si nos fijamos bien, podemos notar los matices. A la hora de comprar huevos camperos, sabemos que las gallinas felices ponen huevos de mayor calidad. El bienestar de estos animales resulta fundamental, así que vamos a profundizar un poco más en el comportamiento que suelen presentar estas aves.

Existen muchos alimentos en el mercado que pueden aportarnos proteínas a nuestra dieta. Sin embargo, los huevos van un paso más allá. Este superalimento aporta proteínas de gran calidad, superiores incluso a las que podemos encontrar en carnes y pescados. De hecho, los huevos obtenidos en granjas ecológicas de gallinas cuentan con muchos otros nutrientes beneficiosos, además de las proteínas, como por ejemplo vitaminas y minerales.

Hemos hablado mucho sobre los nutrientes de los huevos, incluso podemos clasificar a este ingrediente (básico en cualquier cocina) como un superalimento. Pero, quizá, sus beneficios vayan mucho más allá de lo que pensamos. En nuestra empresa de huevos camperos queremos hacernos eco de un boletín emitido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España en que se establece una relación entre los nutrientes del huevo y la función cerebral. Es decir, el consumo de este alimento puede mejorar nuestro rendimiento intelectual.

Irremediablemente, con el paso del tiempo envejecemos. Nuestro organismo experimenta cambios físicos, psíquicos y sociales que se agudizan todavía más en la tercera edad. Por todo ello, nuestros mayores son vulnerables en el ámbito sanitario y es necesario cuidar al máximo los aspectos nutricionales en esta etapa. Los nutrientes esenciales deberán ingerirse en mayor cantidad que anteriormente y, en este sentido, el huevo es un alimento muy interesante. Sus nutrientes son de gran valor. Además, comprar huevos camperos es la mejor alternativa para incrementar las cantidades de EPA y DHA, nutrientes básicos en edades avanzadas.

Si te paras a pensarlo, es posible que existan muchas más formas de preparar los huevos de las que imaginabas. Fritos, cocidos, revueltos, en tortilla, escalfados… Desde luego, solo debemos reparar en esta cuestión para darnos cuenta del gran potencial de este superalimento. Los huevos camperos a precio asequible son un ingrediente básico, que nunca puede faltar en nuestra cocina. De hecho, se emplean para la elaboración de los platos más tradicionales y resultan clave en la repostería.

Más allá del debate sobre qué fue primero, si el huevo o la gallina, podemos decir que cada uno de estos animales pone un huevo al día. Las condiciones ambientales pueden llegar a influir en el proceso de ovulación de la gallina. Si la luz es la adecuada, este proceso suele tener lugar por la mañana, a horas muy tempranas. Desde nuestro punto de venta de huevos te contamos que es precisamente aquí cuando la yema desciende por el oviducto y, a lo largo de este proceso, se rodea de la clara, la membrana y la cáscara caliza.

Cada vez tenemos más claro que la calidad de los huevos ecológicos es superior, las razones son muchas y las hemos desgranado en varias entradas de este espacio. Una de las más importantes es el estado de bienestar que presentan las gallinas que los ponen, con más espacio y una alimentación más saludable. Para entenderlo mejor, desde nuestra granja de huevos camperos a precio asequible queremos detallar algunas de las situaciones que estresan a las gallinas de producción industrial y que, inevitablemente, afecta a la calidad de sus huevos.

El huevo es uno de los alimentos estrella de nuestra dieta. De hecho forma parte de los ingredientes de muchos elaborados y platos que consumimos habitualmente, muchas veces incluso sin ser conscientes de que estamos ingiriendo huevo. Las gallinas ponedoras están sometidas habitualmente a situaciones de estrés, ya que su mayor cometido en la vida es la producción masiva de huevos. Una condición que afecta notablemente a la calidad del producto. Este problema no está presente en las granjas de gallinas camperas o ecológicas. Estas últimas tienen una calidad de vida muy superior y nunca se ven envueltas en las siguientes situaciones.

Ruido

Las gallinas ponedoras que se encuentran recluidas en grandes fábricas tienen que soportar condiciones muy ruidosas. Mientras que las de producción ecológica disponen de gran cantidad de espacio al aire libre. La diferencia en este caso es notable.

Clima

Es una cuestión de peso que puede pasar factura a la producción de huevos. Las condiciones adversas, ya sean de frío o calor, pueden minar la salud de las gallinas ponedoras. Mantener una temperatura adecuada en los habitáculos de las gallinas resulta esencial para no poner en riesgo su salud.

Sobrexplotación

La producción masiva también puede ser un problema, las gallinas que viven en una zona natural rodeada de otras ponedoras viven mejor y se sienten mejor. Los espacios reducidos no benefician a la puesta de huevos. Hablamos de una situación que puede provocar cuadros de estrés en estos animales.

Comida

Hablamos de otro factor de peso que también puede influir en la calidad de los huevos que producen. Las gallinas ecológicas ingieren un pienso de calidad, sin presencia de sustancias nocivas ni antibióticos. Comer alimentos nocivos en grandes cantidades también podría estresar su organismo.

En Granjas Redondo sabemos que el secreto de los huevos de calidad se esconde tras la paz y la tranquilidad de las zonas al aire libre y las parcelas naturales. Condiciones que reducen los cuadros de estrés y mejoran la calidad de los huevos.

Navegación de entradas