Estamos en pleno verano, una época de temperaturas altas en la que buscamos realizar recetas frescas. Los huevos son un alimento muy versátil que en verano podemos aprovechar para muchas recetas frías que nos sientan muy bien, y uno de los platos estrella es el de los huevos rellenos. Como una de las mejores granjas ecológicas de gallinas, sabemos hacer los mejores huevos rellenos, diferentes y exquisitos. ¿Los has probado alguna vez rellenos de atún y tomate? ¡Te explicamos cómo hacerlos!

Hay algunos alimentos que son muy beneficiosos para la salud, como es el caso de los huevos, pero que no es aconsejable consumirlos en crudo. Los huevos pueden cocinarse de múltiples maneras diferentes, pero en su versión cruda, su consumo puede traer consecuencias muy negativas para el organismo. Por eso, como una de las mejores granjas ecológicas de gallinas, a continuación, explicamos los riesgos que supone comer huevos crudos.

Intoxicación alimentaria

Aunque supone un bajo riesgo, una de las principales razones por las que no es adecuado comer huevos crudos, es porque es posible llegar a sufrir una intoxicación alimentaria por salmonelosis. Es una bacteria que tiene presencia en algunos alimentos que están contaminados, sobre todo en el caso de los huevos crudos. Para evitar que un huevo crudo transmita esta bacteria, lo más adecuado es cocinarlo bien previamente.

Complica la absorción de las vitaminas

Otro de los motivos para no comer huevos crudos, es que puede afectar negativamente a la absorción de algunas vitaminas. Hay que saber, que el huevo contiene en su clara la proteína avidina, que puede llegar a impedir la absorción de la vitamina B8 o biotina, indispensable para el buen funcionamiento del organismo. Al cocinar el huevo, es posible lograr inactivar la proteína que está presente en la clara y hacer que el organismo funcione correctamente.

Dificulta la digestión

Además de todo lo anterior, los huevos crudos son alimentos que resultan poco digeribles. Tienen proteínas como ovoalbúmina y ovotransferrina, que, en crudo, son muy complicadas para nuestro sistema digestivo, que no es capaz de asimilar los aminoácidos que contienen. No solo eso, sino que la clara del huevo cruda también está formada por otras proteínas, que logran bloquear las encinas de nuestro organismo que digieren las proteínas que consumimos.

Con todo esto, en Granjas Redondo recomendamos siempre cocinar los huevos de alguna manera antes de consumirlos. De este modo, evitamos todos los posibles riesgos, y ayudamos a que nuestro organismo aproveche al máximo todos los beneficios que ofrecen estos alimentos.

Por suerte, el huevo es un alimento muy versátil, que permite una gran cantidad de formas diferentes de cocinarlo, así como la creación de recetas infinitas para disfrutar de los platos más exquisitos.

Los huevos tienen un gran valor nutritivo y son muy versátiles, ya que es posible cocinarlos de diferentes formas y realizar una infinidad de recetas culinarias exquisitas. Lo que es importante y mucha veces se nos olvida, es conservarlos de forma adecuada. Como una de las mejores granjas ecológicas de gallinas, sabemos las graves consecuencias que puede tener conservar los huevos de forma errónea, poniendo especial cuidado en los efectos que puede provocar el calor, sobre todo en aquellos platos en los que se utiliza en crudo.

Navegación de entradas