Salud

Huevos para una piel sana: ¿Pueden ayudar?

Ya no hay ninguna duda. Los alimentos ecológicos han dejado de ser una moda para alcanzar a toda la sociedad. Cada vez son más y más personas las que defienden sus propiedades y beneficios. Por ejemplo, la ingesta de huevos para una piel sana es cada vez más habitual, así como para un pelo y unas uñas con mejor aspecto. ¿Lo sabías?

Estamos ante un alimento de gran poder nutricional, recomendado para toda clase de personas y edades. Ya os hablamos en su tiempo de las múltiples razones que tenemos para comer huevos durante el embarazo. No en vano, sus propiedades son beneficiosas, tanto para la madre como para una buena y correcta formación del feto y, por tanto, del futuro bebé.

Los huevos ecológicos y los industriales cuentan con una buena cantidad de puntos que los diferencian. El sabor es solo uno. Pero también sus propiedades y su valor nutricional. La alimentación y el método de cría de las gallinas son las claves que marcan estas diferencias. Como puedes entender, no es lo mismo estar al aire libre, sin estrés y con una alimentación natural en granjas encerradas con luz artificial, poco espacio y un pienso industrial como alimentación.

Apuesta por huevos para una piel sana

Está demostrado que los huevos ecológicos son un alimento muy interesante y beneficioso para un buen estado de nuestra piel, uñas y pelo. Pero, ¿por qué? La principal característica es la vitamina B7 o biotina, beneficiosa para nuestro cuerpo, especialmente para puntos clave como la piel, el cabello y un buen estado de nuestras uñas.

Pero, ¿en qué se va a notar el consumo de huevos para una piel sana? Se podrá apreciar en aspectos claves como la suavidad, en disfrutar de una piel más tersa y con mayor capacidad de regeneración y de cicatrización.  Del mismo modo, al estar hablando de ingredientes de alto valor biológico, cuentan con todos los aminoácidos esenciales. Esto nos permite cubrir las necesidades de nuestro organismo y también de nuestra piel, que lucirá un mejor aspecto.

Pero ya sabes que no terminan ahí todos los beneficios de los huevos. Nos mejoran por dentro y por fuera. En este sentido, ayudan a prevenir enfermedades infecciosas e invasivas. ¿Qué más se puede pedir?