Ecológicos

Cuando vamos a comprar huevos nos encontramos que, desde enero de 2004 todos ellos vienen marcados con un código alfanumérico y, desde enero del siguiente años también con una fecha en la cáscara, esto es porque la Unión Europea establece una nueva normativa de comercialización de los huevos frescos destinados al consumo humano, es decir, de clase A, con el fin de facilitar el acceso a información relevante de los mismos a los consumidores. La tinta con la que se marca cada huevo debe ser de color rojo y alimentaria.

La dieta de los bebés se va conformando de forma progresiva. Primero se alimentan de leche, luego se incluyen los cereales y, más tarde, la fruta. Cuando comienza a comer purés, se le puede ir introduciendo verduras, carne y otros alimentos. El huevo es uno de los primeros alimentos que se introduce en la dieta de los más pequeños, ya que es muy nutritivo y completo. Sin embargo, según nuestra experiencia en la venta de huevos camperos sabemos que suscita muchas dudas.

Cuando los huevos fueron considerados uno de los alimentos responsables del aumento del colesterol entra la población, su ingesta fue desterrada de las dietas saludables. Sin embargo, numerosos estudios posteriores han demostrado que esta afirmación no se sostiene, más bien al contrario. Actualmente, sabemos que la contribución de este superalimento al colesterol es un mito, como también conocemos los innumerables beneficios de consumo huevos ecológicos.

La preocupación por preservar el medioambiente no deja de incrementarse. En este escenario, son muchos los investigadores científicos que continúan investigando para descubrir nuevas fuentes de energía limpia. ¿Te imaginas obtener dicha energía mediante tus huevos camperos? Pues parece que es posible, al menos a esta conclusión ha llegado un equipo de la Universidad de Osaka en Japón. Su trabajo se basa, principalmente, de una nueva fórmula para emplear las claras del huevo como combustible libre de dióxido de carbono. Precisamente, esta última sustancia es la que genera los gases de efecto invernadero.