Blog

La preocupación por preservar el medioambiente no deja de incrementarse. En este escenario, son muchos los investigadores científicos que continúan investigando para descubrir nuevas fuentes de energía limpia. ¿Te imaginas obtener dicha energía mediante tus huevos camperos? Pues parece que es posible, al menos a esta conclusión ha llegado un equipo de la Universidad de Osaka en Japón. Su trabajo se basa, principalmente, de una nueva fórmula para emplear las claras del huevo como combustible libre de dióxido de carbono. Precisamente, esta última sustancia es la que genera los gases de efecto invernadero.

Si te paras a pensarlo, es posible que existan muchas más formas de preparar los huevos de las que imaginabas. Fritos, cocidos, revueltos, en tortilla, escalfados... Desde luego, solo debemos reparar en esta cuestión para darnos cuenta del gran potencial de este superalimento. Los huevos camperos a precio asequible son un ingrediente básico, que nunca puede faltar en nuestra cocina. De hecho, se emplean para la elaboración de los platos más tradicionales y resultan clave en la repostería.

Más allá del debate sobre qué fue primero, si el huevo o la gallina, podemos decir que cada uno de estos animales pone un huevo al día. Las condiciones ambientales pueden llegar a influir en el proceso de ovulación de la gallina. Si la luz es la adecuada, este proceso suele tener lugar por la mañana, a horas muy tempranas. Desde nuestro punto de venta de huevos te contamos que es precisamente aquí cuando la yema desciende por el oviducto y, a lo largo de este proceso, se rodea de la clara, la membrana y la cáscara caliza.

Las gallinas criadas de forma ecológica e, incluso, las gallinas camperas ponen menos huevos que las gallinas que viven en jaulas. La diferencia es notable, tanto que puede alcanzar el 10%. En nuestro punto de venta de huevos sabemos que el bienestar de estos animales influye de forma proporcional a la producción. No es ningún secreto, este factor está relacionado con su calidad de vida.